30 de octubre de 2009

Kovalainen llora su destino


La Palma.- En una nota reciente, califiqué a Rubens Barrichello como el eterno segundo, que no segundón, ya que el hombre ha sufrido bastantes humillaciones en su dilatada carrera automovilística. Teniendo en cuenta ese calificativo cariñoso y, fijándome en el piloto de McLaren, Kovalainen, he de decir que el finlandés es la eterna decepción.

Desde que abandonó la GP2, el todavía piloto de McLaren no ha hecho sino el ridículo más espantoso. Y que no me digan ahora que el chico no lo ha hecho mal, pues las espectativas del finlandés eran entrar a la F1 para ganar, para ser campeón del mundo. A eso apuntaba. Ciertamente no ha conseguido nada de lo esperado por todos los que veíamos a un tipo calculador cuando había que serlo, maduro y brillante, y arriesgado si se daba el caso. Todo eso quedó atrás, y en 3 años de F1, en los que ha estado en Renault y McLaren, 2 buenas escuderías, solo ha conseguido una simplona victoria en el circuito de Hungaroring, en 2008.

Ahrora dice no estar muy seguro de si seguirá en McLaren o no en 2010 y se dice “seguro al cien por cien de que McLaren aún no ha tomado una decisión". Pues que tenga esperanzas, que es lo último que se pierde, pero la casi segura salida de Rosberg de Williams puede hacer que su asiento cambie de olor.

Por otro lado, también se ha quejado de que en McLaren ha existido siempre un trato de favor con Hamilton "Es difícil aceptar que siempre fuera Lewis quien recibiera primero los componentes nuevos. No he querido armar un lío por eso, pero hubiera estado bien que instalaran alguna vez las nuevas piezas en mi monoplaza, sobre todo desde que perdimos las opciones de ganar el campeonato".

"Cada vez que en esta temporada Hamilton y yo hemos disputado la tercera tanda de clasificación, yo he tenido que hacerlo con más gasolina. Si tomamos en cuenta las cantidades de combustible, yo habría conseguido la pole varias veces", comentaba desilusionado el segundo piloto de McLaren.

También se ha lanzado unas flores, alabando su profesionalidad y expresando su discreción en este asunto "Hubiera podido quejarme en público, pero quería mostrar a la escudería que siempre intento dar el máximo, tenga el monoplaza que tenga, y creo que ellos también se han dado cuenta de eso”.

¿Y qué pensaba, que iba a ir él a McLaren de superestrella? ¿De veras creía que después de haber pisoteado los de Woking a todo un campeón del mundo como Fernando Alonso, iban a tener mejor consideración con él? ¿de veras es tan bobo como parece o lo es más aún? Dan ganas de darle una cachetada amistosa y decirle "Espabila, hombre".

El equipo McLaren está montado actualmente con unas perspectivas y prioridades muy claras. Tienen un primer piloto en el equipo y el resto de su organización se mueve para tratar de hacer grande a ese piloto y, en consecuencia a McLaren. Es muy similar a lo que ha tenido armado Ferrari en la época de Schumacher. A los de Maranello les funcionó espectacularmente, a los de Woking les ha empezado a funcionar y tienen buena perspectiva al respecto.

Veremos si el contrapeso Alonso-Ferrari puede echar abajo las espectativas Hamilton-McLaren.



Vía │ Motor21

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada