11 de abril de 2009

Honda y sus juegos

La Palma.- Los japoneses de Honda, después de haber hecho el más espantoso ridículo ante los aficionados y, lo que es peor, ante sus accionistas, no para de echar más leña al fuego del automovilismo deportivo.
Ahora sale a la luz que el entonces segundo equipo de Honda, Super Aguri, tras el intento fallido de participar en el mundial 2008, fue puesta en manos de la compañía PKF, especialistas en contabilidad y asesoramiento financiero. Pues PKF reclama ahora a Hondamás de 400.000 dólares agumentando que la compañía nipona puso Super Aguri en sus manos para encontrar un comprador solvente y que encontrando ese comprador, Honda se limitó a ponerlos en la calle "no querían a Super Aguri en el mercado", dijo un directivo de la compañía PKF.
Si Honda cerró el equipo Super Aguri al año de su creación ¿para qué lo creó? Si Honda estaba sumida en una crisis que le haría dejar la F1 al año siguiente ¿para qué se mete en este tipo de aventuras? Si Honda buscó un comprador para Super Aguri ¿por qué no vendió cuando PKF encontró comprador?
Lo de siempre, muchas preguntas y ninguna respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada