10 de abril de 2009

El vicepresidente de la FIA destroza un R28

Dubai.- Mohammed bin Sulayem, el segundo de Max Mosley en la FIA, fue invitado al "Roadshow" que Renault F1 ofrecía en Dubai.

Sulayem no es un novato del pilotaje, ya que ha sido 14 veces campeón de rallies en Oriente Medio, pero su experiencia en monoplazas es casi nula. La afición principal del multimillonario es coleccionar coches.
El accidente tuvo lugar en la recta principal del circuito de Dubai, en una carrera de exhibición contra un coche deportivo. Cuando la carrera se lanzó, Sulayem aceleró de forma brusca, perdiendo el control de la parte trasera del R28 y estrellándose de forma violenta contra las protecciones laterales, quedando el monoplaza bastante deteriorado.
El multimillonario árabe fue trasladado a un centro hospitalario y ya ha sido dado de alta. Sin embargo, el Renault no ha tenido la misma suerte tras sufrir su particular operación de cirugía estética.
Es enorme el gasto que tiene que asumir un pìloto de verdad que desee probar con una escudería, para demostrar que sirve para pilotar. ¿Sulayem habrá tenido que pagar algo?
Dinero no habrá, y la FIA está constantemente abanderando una cruzada a favor de la moderación de gastos, pero se dedican a hacer este tipo de espectáculos, trasladando coches, mecánicos, ingenieros y pilotos (Nelsinho Piquet) desde el otro lado del mundo para publicitar la F1 en lugares donde no hay tradición, en vez de ahorrarse ese dinero y abogar por circuitos serios como Imola o el Gilles Villeneuve de Canadá.
Es una pena que la FIA esté en manos de Mosley y la F1 en las de Ecclestone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada