18 de marzo de 2009

Los hermanos Busch imparables


Kurt es excampeón de la Nascar y un piloto de los más brillantes de la categoría el año pasado, pero su hermano Kyle está empeñado en no ser una sombra de su hermano mayor, y está demostrando en este comienzo de temporada su calidad como piloto y está haciendo honor a su apellido.

Pero Kurt es piloto sabio y en la última carrera, en el Atlanta Speedway, demostró el por qué ganó anteriormente el campeonato.

La carrera comenzó con Mark Martin en cabeza, pero en las primeras 12 vueltas salió el pacecar 2 veces y la mayoría de pilotos aprovecharon para entrar a cambiar ruedas y alguno a repostar.

En la vuelta 67 se produjo un hecho curioso, simpático y peligroso, pues al cambiarle las ruedas a Marcos Ambrose, una de ellas salió rodando tranquilamente hasta alcanzar la pista, con un “veloz” mecánico en su persecución. Bandera amarilla y gracias que nada pasó.

En la vuelta 214, Jeff Gordon, seguido de Kurt Busch y Jimmie Johnson, tomaban la cabeza justo por delante de un accidente provocado por Mark Martin. Cuando apenas quedaban unas vueltas para la conclusión, Robby Gordon rompió una rueda y provocó una bandera amarilla que agrupó a todos, pero el reinicio se hizo con bandera verde-blanca, con apenas unos metros para dirimir vencedor. Carl Edwards empezó en cabeza, pero Kurt Busch recuperó rápidamente la cabeza y aguantó el tipo pasando la línea de meta en primera posición manteniendo a raya a todos los rivales en un final de infarto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada