31 de marzo de 2009

Jimmie Johnson ganó en Martinsville

Martinsville.- El #48 de Hendrick Motorsports dió en el óvalo de Martinsville una lección magistral y demostró a todos sus rivales por qué es siempre alguien a quien hay que tener en cuenta en cualquier carrera de la Nascar. Johnson ganó su primera carrera de la temporada y el fabricante Chevrolet hizo otro tanto.

500 Vueltas al circuito y 3 horas y media de carrera, eso es lo que cuesta una victoria en la Nascar. Denny Hamlin lideró la mayor parte de la carrera, pero recordemos que Martinsville es un óvalo corto, por lo que es difícil adelantar, cosa que Jimmie Johnson hizo de manera "peculiar" cuando solo faltaban 16 vueltas. En ese instante, el líder de la carrera hizo lo imposible por tapar todos los huecos a Hamlin, que no encontraba el sitio y empezaba a pensar que esa no era su carrera.

La sorpresa fue Tony Stewart, que cambió esta temporada el confort de su equipo e inició una aventura creando un equipo propio. Terminó tercero y señalando a todos que sin duda estará arriba el resto de la temporada, porque talento tiene y coche parece ser que también.

Por su parte, Juan Pablo Montoya terminó en la doceava posición, lugar éste muy meritorio, ya que cuando pasaba el ecuador de la carrera, el colombiano vagaba por el trigésimo primer lugar.

En otro orden de cosas, Jimmie Johnson tuvo que declarar el lunes en el juicio que se celebra en Miami por la supuesta evasión fiscal de Helio Castroneves. El testigo estrellla se limitó a narrar las bondades de Alan Miller, abogado de Castroneves y ex-representante suyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada