31 de marzo de 2009

Haciendo lo desagradable


Brackley.- A Nick Fry, presidente ejecutivo de Brawn GP, le ha tocado hacer la tarea más desagradable de todas, despedir a 270 empleados.

En declaraciones del británico al Daily Telegraph expresó que "somos 700 personas actualmente y comunicamos a los empleados sobre la posibilidad de reducir esa cantidad a 430 o más o menos, que es lo teníamos en 2004". Los despidos fueron notificados a los afectados hace apenas una semana y Fry los ha justificado diciendo que debido a los ajustes presupuestarios en la F1, ni Brawn GP ni los demás equipos pueden mantener el total de sus plantillas anteriores. Además está la prohibición de realizar ensayos que hace que el personal necesario se vea reducido drásticamente.

"Es algo muy desafortunado que tengamos que hacerlo, pero es debido a las regulaciones técnicas y evidentemente ahora somos un equipo privado", subrayó Fry.

El problema es que la FIA no se fija en estas situaciones cuando decide aplicar una nueva política, en este caso de reducción de gastos... ¿por qué no le cobran menos a pilotos, equipos y circuitos? Se podrían haber tomado esas medidas y sin embargo no se han hecho, seguramente porque afectarían directamente a los ingresos de Ecclestone y FIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada