8 de enero de 2010

De la Rosa y los chocolates



Scottsdale, Arizona.- El piloto español, Pedro Martínez de la Rosa, lleva vendiendo mucho tiempo su profesionalidad, su mejor arma, y como este artilugio no sirve para mucho en tiempos de crisis, y sin crisis tampoco ¡qué diantres!, ve imperturbable como poco a poco se va quedando sin opciones, pues los equipos quieren pilotos que aporten patrocinios para poder afrontar los muchos gastos que una temporada en la F1 requiere. Que le pregunten al Banco de Santander lo que ha tenido que soltar para que Raikkonen se vaya a la cera de enfrente. No sean mal pensados.

El bueno de De la Rosa se queda sin novias, y aunque USF1, Sauber y Campos parecen tener siempre un huequito para el catalán, el yugo monetario es una carga cada vez más dura de soportar para Pedro. A día de hoy parece que las mayores opciones son en el equipo de Peter Sauber, acompañando a la esperanza nipona, Kamui Kobayashi, que le puede dejar las vergüenzas al aire al más pintado, y si no, que se lo digan a Jenson Button y a su Brawn GP.

Ha trascendido la noticia de que la chocolatera Nestlé está próxima a llegar a un acuerdo de patrocinio con el equipo de Sauber. Este punto sería la tabla de salvación para De la Rosa, pues su ausencia de patrocinios se vería suplida por los 10 millones de euros que aportaría Nestlé.

Pero llegan las zancadillas. La primera es Ferrari, que motorizará a Sauber en 2010 y lucha por imponer como segundo piloto a Fisichella, que aportaría la misma experiencia y saber hacer que Pedro, y sobre todo, unas muy buenas relaciones con la Scudería.

La segunda es Nick Heidfeld, la alegría de la huerta y el tipo más gris de la F1, junto con Jenson “Aguaturbia” Button. El piloto alemán ha visto su principal baza en Mercedes GP frustrada por el regreso del abuelo de 41 años, y está buscando asiento como loco, pues la oferta de ser tercer piloto de Mercedes no le parece apetecible. ¿Qué aporta el alemán a Sauber? Pues para ser sinceros lo mismo que De la Rosa y Fisichella, experiencia, buena aptitud en el trabajo con el monoplaza, y algunos patrocinadorcillos que pondrán un poco de calderilla en las arcas de Sauber.

¿Con quién se quedará el suizo Sauber? Seguro que con la suiza Nestlé, y el piloto lo decidirá según le aprieten las tuercas en Ferrari con Fisichella o en Mercedes GP con Heidfeld. Pedro tiene un patrón que le quiere con él, porque poniendo el McLaren a punto no hay nadie como el español. La clave de la decisión de Sauber está en la tecnología que los equipos asentados venderán a bajo precio a los nuevos, y si la regalan mejor que mejor.

Sauber ha puesto las manos y deja que le caiga dinero en ellas, porque cualquiera de los tres pilotos le sirve igual.

3 comentarios:

  1. Hi, ur blog is really eyecatching and Interesting, u should promote it, I knew a website called blogerzoom.com for advertising and marketing, They are offering very unique features with cheap prices. They will promote ur blog through all over the network, all u have to do is choose ur pack plus pay affordable prices and rest leave it to blogerzoom advertising team to promote ur blog in every network. And see how u enjoy a lot of traffic plus good earnings from ur blog.

    ResponderEliminar
  2. Ya hemos visto que en éste deporte cualquier cosa puede pasar, pero mucho me temo que 2010 es el último tren para Pedro.
    Y sinceramente Martín, bajo mi punto de vista, creo que no podríamos meter a Pedro y a Fisichella en el mismo saco porque Pedro está un paso por encima del italiano. Ojo, no es que me salga la flema españolista, sino porque verdaderamente lo creo así. De la misma manera que creo que Heidfeld es un piloto que está por encima de ambos.
    Recuerdo la pretemporada de 2005. Todo el mundo ensalzaba a Fisichella como un piloto con un potencial que no había podido demostrar ante la falta de una buena mecánica. Se subió al R25, un coche campeón y quedó en ridículo frente a Fernando Alonso. Únicamente una victoria en la primera prueba del campeonato (en la que la lluvia lo bendijo el sábado en clasificación)fueron sus credenciales aquel año. Llegó 2006 y Renault preparó otro coche a la altura de su antecesor (yo diría que incluso mejor) y nuevamente Giancarlo no estuvo a la altura de lo que se esperaba. Cuando lo largaron de Renault en 2007 recuerdo con gracia unas declariciones que hizo a la prensa: "Renault nunca me dio un coche ganador". Físico, haz memoria, ¿Qué escudería ganó los títulos de marcas en 2005/06?
    En fin, creo que todos recordamos en 2005 aquella carrera de Bahrein y las 8 últimas de la temporada 2006 en las que Pedro se subió al McLaren e hizo una demostración de garra y espíritu luchador fuera de lo común. Y aunque únicamente lograse un sólo podio me quedó la sensación de que estaba en un nivel superior a Fisichella. ¡Y qué vamos a decir de la puesta a punto del coche! Tal vez Michael y Fernando sean los únicos que están al mismo nivel que Pedro en este apartado. En 2005 Kimi ni se involucró en la puesta a punto del coche durante las carreras; la única aportación del finlandés fue: "lo que diga Pedro". Y ya no sólo con Kimi. En los últimos tres años Pedro ha tenido una importancia enorme en el desarrollo del coche. Lástima que en McLaren siempre le hayan dado falsas esperanzas. Ocurrió en 2007 cuando se jugó el puesto con Lewis y ocurrió un año después con Kovalainen. ¿Alguien duda de que Pedro lo hubiese hecho mejor que el finlandés?
    Por último me dejo a Heidfeld. Es de esos pilotos que no llama la atención excesivamente, pero que a la chita callando te suma un buen puñado de puntos en cada carrera. Su regularidad es su principal baza. Además cuenta con el aval de no haber abandonado en 40 o 41 carreras, todo un récord.
    Bueno, al final he escrito una parrafada enorme únicamente para decir que si Sauber tiene que decidir entre Fisichella, Pedro o Nick, yo le recomendaría que tachase YA al italiano de la lista.

    ResponderEliminar
  3. Amulius: Yo creo que este tema da para mucho y lo subjetivo se convierte finalmente en la nota dominante. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero te falta agregar un factor a tu exposición: Sauber (y me refiero al coche).

    Me explico, si tuviese un coche ganador, probablemente me quedaría con Heidfeld, que como bien dices, tiene tanta solidez como falta de brillantez. Pero el caso es que no tendrán ese coche ganador, y en esas circunstancias, poco variará en la elección de cualquiera de los tres, ya que lo que creo que pretende el suizo es tener un piloto que le trabaje bien el coche para que el supuesto genio Kobayashi sea grande en un futuro. En eso Pedro es el mejor, pero Fisichella y Heidfeld no son nada malos.

    Y aquí es donde entran Mercedes y Ferrari. Mucho me temo que Pedro no tendrá el asiento en Sauber. Ojalá me equivoque y el buen ojo de Peter Sauber sea dominante a las presiones.

    Saludos

    ResponderEliminar