7 de noviembre de 2009

Quiero una F1 de las de antes




La Palma.- Esto de la F1 se está pareciendo cada día más a una de esas películas del oeste en las que unos pocos valientes blancos, esperan el acecho de una multitud de pieles rojas completamente asalvajados. Ese pueblo opulento que, poco a poco, va cayendo en la desidia, y donde los hombres rudos que lo hacían prosperar se van yendo poco a poco hacia un futuro mejor.

Eso le está pasando a la F1, una categoría en la que cada vez quedan menos hombres rudos que hagan sobrevivir el statu quo actual. Y me pregunto ¿quién demonios quiere el statu quo de estos tiempos?

Los equipos basurilla como Midland vienen y van, picoteando de flor en flor para sacar cuatro euros de un sitio u otro, pero la revolución llegó cuando Honda dijo que se iba de la F1 ¡la todopoderosa Honda, qué va a ser de la F1 sin ellos! Pues una bazofia, pero una porquería exactamente igual que si hubiesen permanecido en la categoría.

Siguió BMW, y el cimiento sólido sobre el que se asienta la F1 comenzó a resquebrajarse, pues eran ya dos los fabricantes que se iban del gran circo y otros podía tomar ejemplo.

Y lo peor es que otras marcas están siguiendo el camino. Toyota no ha podido contar ni con Raikkonen ni Kubica y, harta de mediocridad en sus resultados, se ha cansado de mantener holgazanes sosos y se fijará sin duda en categorías que le cuestan menos y le dan más.

Y tras ellos, Bridgestone.



Y ahora Renault. El bueno de Carlos Ghosn, artífice junto a Mosley del injusto linchamiento de Briatore, ha manifestado que se están planteando su presencia en la F1 en la temporada 2010, y harán un comunicado aclarando su posición antes de fin de año. Y el pobre Kubica que se retuerce en su error.

¿Pues saben qué les digo? Que ojalá se fuesen todos menos 3, los 3 históricos: Ferrari, McLaren y Williams. Entre todos han echado a perder la F1, con sus siempre presentes intereses económicos. Echo de menos los tiempos en los que esos caballeros aventureros se aventuraban a crear su equipo con la sola finalidad de ganar la gloria, y no un puñetero euro.

Y estos caballeros existen ahora, Viladelprat, Sauber, Williams, Eddie Jordan, y alguno más. Estuve incluso pensando en Campos y en Mateschitz, pero esos son más reptiles que otra cosa. Uno vendiendo su bebida energética y el otro vendiendo a la piel de toro un equipo español, sin pilotos españoles y con página web en inglés. Manda huevos.

Y no me cabe duda que Ecclestone sabrá manejar perfectamente estos momentos de crisis y sabrá llevar el barco al lugar en el que estaba hace 20 años, a una competición automovilística, siempre tortuosa, eso sí. Le ayudará Todt.

En definitiva, prefiero que de todas estas pequeñas debacles salga una F1 depurada y competitiva, aunque el puñetero y cacareado desarrollo tecnológico se resienta en aras de la igualdad. La F1 no puede estar peor de lo que está en este momento, y una buena limpieza de supuestos imprescindibles quizás sería la solución drástica para que nuestro deporte vuelva a ver la luz.

Fuera de la categoría todo lo que la ha traído hasta aquí (Renault incluida) y bienvenido lo que venga, que ya se verá si es bueno o malo. Si, estoy ilusionado de que todo este atajo de negociantes se vayan a jugar a la bolsa de valores.

6 comentarios:

  1. Martín, con todos mis respetos ¿cómo puedes un día comparar a Briatore con Hitler, rayando la demagogia, y a los días decir y cito: "El bueno de Carlos Ghosn, artífice junto a Mosley del injusto linchamiento de Briatore..."?

    Perdona pero es que estás demostrando una seria falta de coherencia en tu discurso. Y ojo que no lo digo con ánimo de ofender, pero no puede ser que una persona cree polémica a santo de Briatore en pleno crashgate y después resulta que es una pobre víctima... ¿En qué quedamos?

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. @Anónimo1: En mi entrada del 14 de octubre fue cuando cambié el discurso, al saberse que el topo Alan Permane fue el famoso cuarto hombre: http://www.5ruedas.com/2009/10/la-inocencia-de-briatore.html

    Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el enlace. Veo que ya realizaste una aclaración en su momento. Reconozco que tras leer los absurdos argumentos emparentando a Hitler y Briatore dejé de hacerte caso. Veo que al menos sigues el dicho de rectificar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Lo de Hitler y Briatore creí no necesario poner un "salvando las distancias", pero mucha gente protestó y creo que debí añadirlo en su momento.

    Gracias por la crítica ;)

    ResponderEliminar
  5. Las motoristas deberían limitarse a hacer un motor y venderlo a quien se lo quiera comprar, como antes, y dejar las decisiones en manos de los propietarios de equipos, solo hay que ver el rendimiento que le sacó Williams al motor Toyota con un presupuesto muy inferior, por no habar de Brawn con el motor Mercedes...

    ResponderEliminar
  6. Cierto Reibax, y ya lo dijiste en tu entrada sobre las marcas. Diste en el clavo... ¿ya se había retirado BMW? A ver si vas a ser un clarividente ;)

    ResponderEliminar