1 de octubre de 2009

F1 en Suzuka: muchos cambios en un grande

La Palma.- Cuando la Fórmula 1 llega al circuito japonés de suzuka, se respira un ambiente especial, una atmósfera de seriedad e historia lo impregnan todo. Señores, estamos en el Gran Premio de Japón. Y es que nunca debió abandonarse este trazado para buscar la incursión en el circuito de Fuji, pues la belleza del trazado de Suzuka, le hace ser uno de los circuitos favoritos de los pilotos de F1.


Cuando en 2006 se corrió por última vez en Suzuka, se dijo que para volver al circuito nipón serían necesarias nuevas instalaciones, infraestructuras e implementar algunas medidas de seguridad en alguna zona delicada.

Los japoneses de Suzuka han hecho bien sus deberes y nos encontraremos un circuito con un buen lavado de cara. Los pilotos se quejaban de lo bacheado del trazado y se ha reasfaltado completamente, siendo en la actualidad una pista sin irregularidades en el asfalto.

El cambio más importante y visible será la nueva salida de boxes. Anteriormente era un punto conflictivo, pues el final de la recta de meta era uno de los pocos sitios donde se podía adelantar del trazado, produciéndose situaciones peligrosas al coincidir el punto de adelantamiento con la incorporación de los monoplazas desde boxes. En la actualidad, la incorporación a la pista se hará después de la curva 1.

En las zonas exteriores de las curvas 1 y 2, donde había una gran trampa de arena, se ha procedido a su asfaltado, teniendo ahí una zona de escapatoria en la que no quedará varado ningún Takuma Sato en sus últimos días en Honda.

Las barreras de protección del lado derecho, entre las curvas 6 y 7 han sido separadas de la pista. Las tribunas se han hecho nuevas y el edificio de boxes también se construyó para sustituir al anterior. También se han construido nuevas oficinas en el paddock para dar cabida a las necesidades de los equipos y organización.

En resumen, que tendremos un Gran Premio de Japón renovado, y en un circuito de los “pata negra” del campeonato… y ya quedan muy pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada