6 de mayo de 2009

La FIA amenazada otra vez

Munich.- Cuando hace unos días, la FIA decretaba unilateralmente la reducción del presupuesto "voluntario" a unos escuetos 45 millones de euros (como comparación, hace 2 años se pagaba por un jugador del F.C. Barcelona la cantidad de 95 millones de euros), el primer equipo en oponerse a esta medida fue Ferrari.

En la Scuderia están considerando, quien sabe si seriamente, dejar la Formula 1 y centrarse en la resistencia. Ahora es Mario Theissen el que aviva este fuego. Después de confirmar la marca alemana el pasado febrero que continúan con el proyecto BMW-Sauber, el jefe del equipo alemán manifestó en rueda de prensa que "Esta nueva medida crea dos clases sociales en la Fórmula 1 y esta situación no es atractiva para BMW".

La posición de liderazgo dictatorial que muestra Mosley a todo el mundo comienza a irritar a muchos, entre ellos a Theissen, solicitando éste que el mandamás de la FIA no considere su decisión inamovible en la próxima reunión que tendrán FIA y FOTA.

"Si la situación actual no cambia en la Formula 1, el que podría cambiar sería el proyecto de BMW", amenazaba Theissen.

Río revuelto, ganancia de pescadores, o sea, Mosley. Si los equipos se coordinasen más y no se dedicasen a luchar individualmente contra la FIA, probablemente podrían sacar adelante sus proyectos ante la FIA. Si el señor Montezémolo no hubiese pataleado como chiquillo, y se hubiese reunido, con Briatore, Theissen, Whitmars, etc, podría hacer dudar a Mosley ante la incertidumbre y el pavor de ver una parrilla de salida con los Force India, Toyota, Brawn GP, y Williams. Sin duda sería un panorama desolador para la F1, y el poco comunicativo Mosley tendría que recurrir al diálogo y quizás a sus chicas para hacer cambiar de idea a los peces gordos de la Formula 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada