2 de abril de 2009

Malasia y el KERS


Kuala Lumpur.- El circuito de Malasia, uno de los favoritos de Fernando Alonso, será escenario este fin de semana de la segunda carrera del campeonato de F1 del año 2009. Además de los interrogantes meramente deportivos, surgen 2 cuestiones dignas de analizar.

La primera es la predicción meteorológica, y es que para adecuar a los horarios europeos la carrera, se ha retrasado la hora de inicio hasta las 17:00 hora local. Como lo esperado es que caiga lluvia de forma torrencial, la visibilidad se verá afectada al ser ya una hora tardía, siendo una verdadera incógnita para todos si se podrá correr de forma segura e incluso si la carrera se deberá abortar. Como nota curiosa, una de las últimas veces que las cataratas del cielo se vertieron sobre un circuito fue en el Gran Premio de Europa de 2007, en Nurburgring, donde apareció una grúa en el circuito para sacar de la trampa de arena a un Lewis Hamilton que era víctima del aquaplanning. Habrá que avisar al encargado de la grúa para que esté preparado.

El segundo asunto es el controvertido KERS. Este carísimo invento recuperador de energía, se ha mostrado bastante inoperante y ha dejado a pilotos, equipos y aficionados bastante fríos. Fernando Alonso dijo tras la carrera de Australia que no había notado mejoría cuando apretaba el botoncito del KERS "apretaba el botón en la recta para adelantar a algún piloto que no tenía el sistema y llegábamos a la frenada sin poder rebasarlo". Si tras los comentarios generales, en los que los pilotos no están seguros de haber obtenido beneficios, el KERS se vuelve a mostrar inoperante, tal vez los equipos opten por dejar de gastar un dinero inútil, ahorrarse unos kilos en el peso del monoplaza, y finalmente despedir al ingeniero que los desarrolla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada