24 de marzo de 2009

Las superlicencias a examen

Bruselas.- Ante la política de economía que la FIA está empeñada en imponer, la Asociación de Pilotos de F1, GPDA, hal saltado al cuello de Moxley con unas cifras incontestables:
La superlicencia de Lewis Hamilton para esta temporada le costará al inglés más de 273.000 dólares, resultado de la suma del canon que debe pagar por lo puntos obtenidos en 2008 y los 13.600 dólares que cuesta la superlicencia.

El señor Moxley he declarado unilateralmente (como se hacen las cosas últimamente en la F1) que los costes de la superlicencia no pueden ser ajenos a las políticas de economía de la FIA.

Los detalles de la reducción serán tratados en reuniones entre la FIA y el GPDA y se harán públicos en breve.

¿Y el señor Ecclestone no tiene nada que decir de todo esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario